Tres idiomas para una lección

Tres idiomas para una lección

 

Es mucho más importante que te conozcas a ti mismo que darte a conocer a los demás

Séneca
 

Como decía el simpático Séneca, quien además de pensador fue senador del imperio romano, deberíamos preocuparnos más de nosotros hacia dentro que hacia fuera. Bueno, él lo decía en latín.

También lo decía contundentemente la famosa inscripción en el templo del dios Apolo, en Delfos, «conócete a ti mismo«. Estaba escrito en el frontis del templo, pero en griego.

Y, al menos a mí, me hace mucho sentido. Como yo lo entiendo, tiene una importante lección para tu negocio. Pero como yo no sé ni latín ni griego, lo entiendo en castellano.

Bien con eso.

 

 

Te cuento.

¿Qué le vas a mostrar al mundo si no sabes lo que tienes para mostrar?

¿Qué vas decir de ti mismo?

¿Qué imagen vas a dar?

¿Qué vas a vender?

Me imagino que ya ves cómo se relaciona todo esto con tu negocio.

 

 

Muchas veces los negocios parten desde fuera hacia dentro. Nacen de una necesidad en el mercado. Afuera.

Y está bien, así nacen de una necesidad y buscan llenar un vacío. Un vacío fuera, quiero decir.

Pero una vez que ya nacieron, deberían mirar hacia dentro. Mirar y ver

qué son;

quiénes son;

qué hacen;

qué los hace diferentes;

qué los hace mejores;

qué los hace peores;

qué los hace;

y qué no los hace.

 

 

Y después, mostrarlo. Contárselo al mundo.

Decírselo al oído a su cliente.

Gritárselo si es necesario.

 

 

Un negocio que lo hace así, tiene mucho que contar. Tiene una historia que mostrar. Tiene un carácter, un color, un sello.

Una personalidad.

Tiene cómo conectar con su cliente de manera mucho más profunda que quien solo mira hacia fuera y al problema que resuelven.

 

 

Y bueno, los que no miran hacia dentro y no cuentan, no conectan, no tienen personalidad…

Emmm, bajan los precios y hacen ofertas.

 

 

Pero bueno, espero que a ti te guste más mirar hacia dentro que bajar los precios.

En ese caso, mis servicios te podrían interesar: